Correo de un sumiso “Un error imperdonable”

CORREO DE UN SUMISO

Un error imperdonable

“hola domina gracias por aceptarme soy xxx encantado, soy alto 1:87,..moreno…..tengo un buen cuerpo…..y polla mas grande……me gusta mucho el sexo caliente,…y el fetish de pies….me encanta!!!!! puedo ser todo tuyo…..todo mi cuerpo…..para el placer tuyo!!!!! quiero estar sometido…..cuando quedamos? yo el jueves vuelvo a italia….entonces quiero disfrutar antes si estas libres…..besos.

Qué falta de todo, sin hablar de la ortografía y la gramática, dejémoslo de momento y veamos los graves errores en su forma. Dejar claro que, ante todo, la Domina a la que se dirige no es cualquiera. A qué Domina que sienta la dominación le interesa principalmente lo grande o pequeña que sea la polla de su sumiso, o su altura, o si tiene buen cuerpo? Quizá la equivocación es que confundió el tema de todas todas. Sexo caliente??? Caliente sí, así sería la sesión pero no precisamente el sexo! Dirigirse a una Domina en minúsculas cuando no se escribe el nombre es una falta imperdonable! Besos? Sólo a los pies o manos de una Señora. Lo que le encanta al sumiso lo decide su Ama, él puede decir lo que le gusta más o menos, además es importante pero esos símbolos de exclamación, más que sugerir ordenan y… ¿Cómo se atreve a exigir? El correo es imperdonable y la respuesta no podía ser más que la siguiente… xxx, confundes buscar sexo a buscar el placer de la sumisión. Confundes la búsqueda y te confundes plenamente a quién has encontrado. Confundes el bdsm y sobre todo el D/s, buscas algo tan simple como a una mujer dispuesta a follar contigo y eso no lo vas a encontrar conmigo por mucho que quieras disimularlo diciendo ser “fetiche” de pies. Mi sesión, en base a tu correo sería puro castigo, nada de sexo, ni un simple roce, tu lengua la tornaría en carne viva de tanto adorarme los pies y tu polla en cada erección recibirÌa el golpe de mi fusta, tus testículos estarían atados sujetando una campanita que haría sonar para humillarte y tus manos estarían atadas para que no pudieses ni rozar mis ropas, tus ojos y tu nariz estarían tapados para no encontrar el placer de verme ante ti y ni tan siquiera poder sentir mi aroma… Después de describirte la sesión, y eres un privilegiado porque, aunque la piense, nunca la detallo. Después de saber que vas a vivir una sesión conmigo, una sesión que más de uno desearía vivir, una sesión completa y absolutamente bdsm, que es lo que entiendo que quieres vivir conmigo al haberme contactado, después de pensármelo y excitarme pensando en esa sesión Yo acepto verte. Dime… ¿Cuándo quedamos?  Por supuesto, este correo no obtuvo respuesta alguna…  

Domina Ishtar